¿Con qué se come el »Enfoque de género»?

Foto: Karol Chala

Siempre me gustó ser mediadora y presentar soluciones, así fue como me convertí en varias ocasiones en la monitora del salón y representante del curso, hasta que un día ascendí a ser la fórmula de un muy buen amigo que se postuló para la personería en mi último año académico. ‘’Toallas higiénicas en los baños de mujeres para que todas tengan acceso’’, propuso mi compañero, sí, todas; nunca se me pasó por la cabeza que todas, ellas, las mujeres, estaban ahí, fuera del todos, a pesar de que yo fuera una de ellas, fue mi primer acercamiento con el enfoque de género.

A pesar de que empecé a identificar que existían todas, no fui más allá de ciertas problemáticas materiales como los comentarios despectivos hacia el embarazo, las burlas y el asqueo hacia la menstruación y los comentarios o toqueteos hacia nuestros cuerpos. Se trató de acciones que minimicé, pero que con el pasar del tiempo, ya en la universidad, comprendí que se ligaban a la agresión sexual.

La agresión sexual parece ser un término muy general y amplio, y es que una se piensa exagerada por sentirse incómoda o intimidada durante y después de un comentario sexualizante o cosificante que no pidió; dramatica, incluso después darse palmaditas en la espalda diciendose, ‘’bueno al menos no me tocó o no me hizo nada’’, como si una debiese además agradecer por el hecho de que no la violenten fisicamente. 

En Colombia, cuando infortunadamente no podemos mencionar ‘’bueno al menos no me tocó’’, porque fuimos tocadas, acariciadas, manoseadas, besadas, penetradas vaginal o analmente y/o cuando hemos recibido o hemos realizado sexo oral sin deseo, por el contexto y las condiciones especificas del espacio sin recibir acciones que incluyen la fuerza o la amenaza de ejercerla sobre nostoras por parte del agresor, el término que se emplea según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) es el de asalto sexual.

Conozca acerca del enfoque de género en denuncias de agresiones sexuales contra mujeres.

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF), para el año 2019 se registraron un total de 180 casos  de agresiones sexuales, en donde 160 corresponden a ataques contra mujeres en las diferentes localidades de la ciudad de Bogotá.

En la actualidad, se ve que en las instituciones se han adaptado metodologías que buscan mitigar el bullying, el racismo, xenofobia y cualquier tipo de narrativa violenta para todos, sin embargo, estas entidades parecen mi yo de hace unos años, en donde para todas, la perspectiva se queda corta. 

Conozca los tipos de agresiones sexuales que sufren las mujeres en los espacios públicos

Las estrategias implementadas por las instituciones tanto públicas como privadas, dentro de todas sus prioridades y enseñanzas fundamentales, olvidan a la mujer;  siguen equiparando y creando políticas igualitarias para los espacios que habitan los hombres, como si todas fuéramos hombres, cuando evidentemente poseemos características diferenciales que ameritan un enfoque de género y simultáneamente, uno intersecciona; el no aplicar estas perspectivas y mientras no se adopten medidas que permitan la correcta identificación de agresiones sexuales y el cómo denunciarlas no podremos dejar de decir Ni una más. 

Publicado por Karolchala

Soy comunicadora social y periodista de la universidad Central. Me enfoco en el proceso de investigación y creación de contenido con enfoque de género y mujer, agregando siempre un aspecto ético, incluyente, pedagógico y juvenil.

6 comentarios sobre “¿Con qué se come el »Enfoque de género»?

  1. El enfoque de género también puede ser conflictivo, porque si bien vemos, esta perspectivas aplican sobre todo y en el mayor de los casos a mujeres. Es mejor dejar de invisibilidad la palabra MUJER por el contracto social de género

    Me gusta

    1. Es una propuesta realmente interesante, traté de citar parámetros jurídicos y citas de comunicados o guías utilizadas por las instituciones, por ejemplo, por la Fiscalía General de la mujer. ¿cómo podríamos llamarle en vez de violencia de género? ¿sólo violencia contra las mujeres o alguna otra propuesta?

      Me gusta

  2. Me pone a pensar en varios encuentros sexuales con hombres con los que no quería estar pero tampoco me obligaron con una pistola o con golpes, solo sentí presión y pasó y me siento mal cada vez que lo recuerdo. Gracias por la info

    Me gusta

    1. Creo que mientras escribía estas columnas me sentía igual que tú. Lo más importante es identificar que esto se denomina Asalto sexual ¿pudiste leer el resto de hipervinculos? allí hay más información acerca de cómo identificar otras agresiones en otros espacios y cómo denunciarlos.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: